Buscar
Suscríbete
Suscríbete a nuestro boletín

Mantente al tanto de lo último en lavinotinto.com

Ahora que se abrieron los ojos

Dos partidos jugados la semana pasada fueron suficientes para que el ambiente futbolístico nacional abriese los ojos por primera vez en un buen tiempo. Sin embargo, al hacerlo de golpe, aún tiene que ver a qué realidad despertó, la de un torneo doméstico que necesita ser reformulado de forma coherente.

Antes de la derrota de la Vinotinto y la estrepitosa caída del Caracas en la Copa Libertadores el campeonato venezolano ya estaba dolido. Por años, de forma endémica, el certamen se ha caracterizado por un juego de mediana calidad, problemas económicos, dirigentes de poco calibre, aficiones agitadas y voces complacientes.

La Copa Sudamericana quizá ha sido la advertencia más constante, si se mira desde la perspectiva internacional. Al ponerse el ojo en la perspectiva local está la constante danza de equipos inestables, que no se calmó ni con la expansión ni con la creciente mediatización del fútbol nacional. Advertencias no han faltado.

Loading...

El señalar los problemas del balompié criollo es un primer paso. Sin embargo, lo que les siguen deben ser dados con la cautela que generará soluciones. La selección no puede prescindir de los jugadores del torneo venezolano, son necesarios dentro de una idea de un plantel amplio, además que su aporte ya ha sido contrastado en la alta competencia.

El torneo necesita un reacomodo. Éste pasa por entender que los partidos del torneo local pueden tener un mejor ritmo, que invertir con la mente puesta en el mediano y largo plazo es viable, que todos los actores se tienen que poner a la altura de las circunstancias y darse cuenta que están incluidos en un asunto serio.

El vender por vender –algo que todos los actores hacen sin reparo- es uno de los principales problemas del fútbol nacional. Y lo es porque casi nadie lo reconoce o asume. Sincerarse es uno de los pasos que aún no se ha dado. Ahora que están los ojos abiertos, es momento para, a partir de eso, empezar la reformulación.

Javier Rivera
Foto: Carlo Dragone

Lea también
Ver más

De lo épico a lo común

El inicio de la segunda parte de las eliminatorias para la Vinotinto confirmó la serie de retos que…