Buscar
Suscríbete
Suscríbete a nuestro boletín

Mantente al tanto de lo último en lavinotinto.com

Valentía aurinegra en la noche de Vila Belmiro

Si bien la hazaña de Táchira en Brasil para la fría estadística es un empate que se rompió en penales, puede llegar a valer tanto como aquel triunfo del Italia de hace más de 50 años.

El fútbol brasileño hoy por hoy parece más inalcanzable que nunca. Llega casi sin esfuerzo a semifinales y finales de Libertadores y Sudamericana. Le planta cara a los europeos en el Mundial de Clubes. Ficha a los mejores jugadores de las ligas del continente, repatria a estrellas locales. Acapara casi todo.

Por eso, que un equipo venezolano se haya plantado con la valentía con que lo hizo el tachirense en la noche de Vila Belmiro es un elemento que enriquece el logro de eliminar al Santos. Táchira bien pudo meterse atrás a ligar desde el principio los penales y no lo hizo, intentó ganar.

Al punto que el criticado ciclo de Pallarés pareció respirar nuevos aires en esta serie de 180 minutos. De una Liga Futve intermitente a una Sudamericana fulgurante. De un equipo que cada semana sufre para sumar, a uno que se sintió seguro de poder clasificar como visitante.

Robert Hernández se está acercando a su mejor versión. Y eso es una gran noticia para Maurice Cova, quien sigue rindiendo a la espera del llamado vinotinto: tiene un nuevo socio en la zona media aurinegra. Anthony Uribe es otro baluarte, inteligente y con gol. En general, las piezas encajaron bien en estas dos semanas coperas.

Loading...

 

El punto aparte es para Cristopher Varela. Su incipiente carrera ha tenido altas y bajas. Pero, partido a partido, está ganando kilometraje en esa responsabilidad de ser el portero de Táchira. Tapó dos penales en la definición, borrando cualquier fantasma de un Sol de América o como se le pudiese haber llamado a otras tandas perdidas por su club.

La temporada no para, el elenco tachirense es apenas cuarto en el torneo nacional, con lo justo en puestos de Libertadores. La Sudamericana espera en agosto, exigente, ilusionante, aunque recargando el calendario más extenso en un buen tiempo.

Las próximas semanas confirmarán si lo visto en la Copa es el punto de arranque de un buen año o una jornada inolvidable dentro de una temporada sufrida. El Maracanazo de 1971 es historia pura del fútbol venezolano. De aquí en adelante, la noche de Vila Belmiro de 2022, también.

Táchira se metió entre los ocho mejores de la Sudamericana 2022 (Fotos)

Javier Rivera
Foto: Conmebol
Lavinotinto.com

Lea también
Ver más

La generación del Brígido

Aparte de ser estadísticamente la mejor actuación histórica en un Preolímpico, la Vinotinto sub-23 de 2024 dejó un…