Fútbol

Perfil del FC Metz, nuevo hogar de Juan Falcón

Metz

El Messin Athletic Club, equipo que poseía gran respaldo económico, y el ASM Association Sportive Messina, club pequeño, compuesto por personal obrero de la ciudad, dieron origen al actual FC Metz, peña a la que se unió recientemente el delantero venezolano Juan Falcón para militar en la Liga 1 de Francia las próximas tres campañas.

MetzFalcon

La historia reseña que el ASM no podía competir en materia económica con el Messin, por lo que mantuvo el nombre de este último tras su adhesión a la Liga Profesional en abril de 1932. Sin embargo, para la temporada 1933-1934, el club pasó a llamarse Circle Sports Metz, mientras que en 1935 retomó el apelativo de FC Metz, nombre que se mantiene en la actualidad.

Ese mismo año, y con la llegada a la directiva de Raymond Herlory, alcanzó el undécimo lugar mientras que fue séptimo en la siguiente zafra, a tan solo 6 puntos del campeón, el Olympique de Marsella.

En la Copa de Francia de 1938 sucumbió por la mínima diferencia ante el propio OM, y durante la II Guerra Mundial, disputó una serie de amistosos.

En 1944 tras el paso del conflicto, el club retoma las labores de trabajo en un estadio devastado y desolado, por lo que la reconstrucción de las instalaciones, así como de la plantilla, comienza a sufrir modificaciones.

El resurgir del Metz se asentó en la esperanza de su directiva que no descansó hasta devolver el resplandor perdido antes de la guerra. Fue así como en 1945, se alzó precisamente ante el Olympique de Marsella con la Copa de la Liberación, mismo año en el que mantuvo la permanencia en Primera División tras la sentencia de la Federación Francesa de Fútbol (FFF).

Ocupó la décima plaza en la 1946-1947, pero decayó en la 47-48 al posicionarse décimo sexto y perder la final de Copa. Un año más tarde, desciende, pero poco duró el ahogo, pues volvió a recuperar un espacio en la categoría de oro en la temporada 1950-1951 y finalizó quinto en la 51-52.

No obstante, por cuatro campañas consecutivas (1953-1957), el Metz rozó en varias oportunidades la división de plata por la obtención de malos resultados, que finalmente desencadenaron su descenso y posterior estancamiento durante tres años.

Herlory abandonó la presidencia y designó a Paul Mayer en la 66′, quien a su vez cedió el testigo a Carlos Molinari. Bajo su mandato y con Max Schirschin y René Fuchs en la dirección técnica, el Metz empató el quinto lugar de la tabla con el Valenciennes y llegó a la etapa de cuartos de final de la Copa de Francia.

La década de 1970 tuvo un comienzo irregular, con cifras poco alentadoras, aunque le valieron para continuar en la máxima categoría. No obstante, en 1974 explotó la ofensiva granate con el argentino Hugo Curioni y el luxemburgués Nico Braun, tercero y noveno goleador de liga, respectivamente. La imbatibilidad de la zona de ataque estuvo presente ese año cuando encajaron 142 goles.

Desde el 77′  la inconsistencia en los resultados se adueñó del club, y a partir del 83′ se vio amenazado por una mala gestión financiera que casi provoca su desaparición, sin embargo, pudo reorganizarse y estabilizarse, al punto de obtener el primer gran trofeo: la Copa de Francia en 1984 tras la victoria 2-0 al Mónaco en la prórroga.

Barcelona-Metz

Ese mismo año el Metz logró una de las mayores hazañas en su historia, al revertir el 2-4 contra el FC Barcelona en el partido de ida de la Copa de Europa, con un 6-5 global que le dio acceso a la segunda ronda, instancia en la que cayó frente al Dinamo Dresden. Significó un punto y final en las aspiraciones continentales de la oncena granate, pero también un apartado especial en las reseñas futbolísticas del fútbol francés, vigentes hasta la fecha.

Por segunda ocasión, el Metz sufre sobre la hora en un partido decisivo. Se jugaba la Copa de Francia en la campaña 87-88 cuando el Sochaux le complicó la obtención del título, por lo que la pena máxima definiría el campeón. Con cinco tiros certeros, el futuro club de Juan Falcón, se adjudicó el preciado trofeo y calificó a la Recopa de Europa, donde sucumbió frente al Anderlecht de Ronald Vargas en la primera fase.

Entre 1990 y 1994, el conjunto pasó desapercibido, sin actuaciones notables, hasta que en 1995 repuntó con la cuarta plaza en liga, y en 1996 irradió su verdadero brillo cuando despachó al Lille, Niort y Guingamp, para hacerse con la Copa de la Liga al ganarle, también desde el punto penal y por 5-4, al Olympique de Lyon.

La llegada del serbio Vladan Lukic, de Robert Pirès y Bruno Rodríguez influyeron de manera positiva en el desempeño del Metz durante 1997, pero en 1998 un resultado adverso ante un club de aficionados como CFA2 de Bourg-Péronas, lo dejó fuera de la Copa de Francia, aunque alcanzó los cuartos de final de la Copa de la Liga donde perdió ante el PSG.

Las buenas noticias no llegarían, puesto que la lista de lesionados y retirados aumentaría, entre ellos Pirès y Molinari, aunado a una serie de críticas hacia la dirigencia a partir de la campaña 1998-1999.

Afición Metz

La zaga del Metz fue catalogada como una de las más sólidas durante la zafra 99-2000, hecho que no pudo repetirse en la 2000-2001 cuando ganó en ofensiva pero perdió en defensa, situación desgarradora que le otorgó nuevamente el descenso.

Desde 2002 y hasta 2005 Jean Fernandez sustituyó como entrenador a Gilbert Gress, época gris del club, producto de altibajos, que se caracterizó principalmente por una nómina que superaba en gasto el presupuesto en la Liga 2. La decisión optada resultó en vender y recibir a jugadores cedidos.

Al año siguiente, ya en Primera nuevamente, el equipo seguía sin contar con solvencia económica, hecho que motivó a Franck Ribéry, pieza fundamental, a abandonar el equipo para militar en el Galatasaray turco.

Actualidad granate

Jöel Muller, Francis De Taddeo, Yvon Pouliquen, Dominique Bijotat sucesoraron a Fernandez, pero fue con Albert Cartier que este año se tituló campeón de la Segunda División al sumar 72 puntos en 36 partidos.

Su delantera ocupó el quinto lugar al propinar 52 goles, mientras que la defensa fue la más destacada al recibir tan solo 28 goles.

Diafra Sakho

En otras cifras, Sakho Diafra marcó la mayor de cantidad de goles, 19, y es junto a Nicolas Fauvergue, una de las dos figuras ofensivas más importantes para el estratega granate. El primero, jugó 3.055 minutos en liga, y el segundo, 1.442.

Eduardo Ribeiro Dos Santos, Nsor Kwame, Thibaut Bourgeois, Cornet Maxwell, Angani Kayiva y Thibaut Vion todos atacantes, han tenido una leve participación, ya que solo han visto entre 0 y 584 minutos en la temporada, por lo que Juan Falcón tiene altas probabilidades de ganarse un puesto en la plantilla titular. Sus números en la liga venezolana lo avalan, 19 goles en la 2012-2013 y 17, en la actual campaña. Saldo positivo que además le concedería el trofeo al goleador de la zafra.

Por: Caro Mejías
Foto: alineacionesinternacionales.blogspot.com
Lavinotinto.com

Loading...

lea también

lavinotinto.com
Sitio web de fútbol venezolano. Ganamos 4 premios Lomejorde.com como la mejor página de fútbol del año, además de un premio UNICEF y varios de la FVF.
#Deportweet 2012

LAVINOTINTO.COM
MARCA Y TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS POR JUAN CARLOS RUTILO
© 2002-2016

SERVICIOS INFORMATIVOS LAVINOTINTO.COM C.A.
R.I.F. J-29493505-2.
EDITOR@LAVINOTINTO.COM
MERCADEO@LAVINOTINTO.COM

Síguenos