Tenis

Nadal avanzó e Istomin dio la sorpresa en el Abierto de Australia

denis_istomin_novak_djokovic_abierto_de_australia_2017_1349x594

Una victoria ante el chipriota Marcos Baghdatis, finalista en 2006, citó al español Rafael Nadal contra el alemán de origen ruso Alexander Zverev en la tercera ronda del Abierto de Australia.

Arropado desde la grada por su padre Rafael, su novia Xisca Perelló, sus dos entrenadores, Carlos Moyá y Toni Nadal y su representante Carlos Costa, Nadal se impuso al excampeón júnior de este torneo en 2003, por 6-3, 6-1 y 6-3 en dos horas y 13 minutos para avanzar sin ceder un set en dos rondas.

Con 21 grados y cerrando la cuarta jornada en la Rod Laver Arena, Nadal se impuso por novena vez en diez encuentros (solo perdió contra Baghdatis en Cincinnati 2010) a un complicado rival, cuyos golpes planos suelen hacer daño, y al que se le dan bien los zurdos como el español, ya que ganó a ocho de ellos en los últimos nueve duelos.

Pero esta vez el chipriota se topó con su “bestia negra” particular y además se quejó amargamente de la velocidad de la pista por la noche, debido a la humedad, tal y como hizo hace días Fernando Verdasco contra Djokovic, porque no conseguía colocar sus tiros. “Nada que ver con las de afuera, es increíble, increíble”, se lamentaba desmoralizado.

Necesitó el español 48 minutos para hacerse con el primer parcial, porque cuando sacaba 5-2 para ganarlo, Baghdatis le robó el saque, pero luego, a la siguiente oportunidad se hizo con esta manga.

Baghdatis se quejó entonces al juez de silla brasileño Carlos Bernardes, de que Toni Nadal hacía comentarios desde la esquina, algo que no desestabilizó al de Manacor, que cuajó entonces sus mejores momentos, con más movilidad y agresividad hasta irse en el marcador por 4-0 y hacerse con el set poco después.

El público apoyó en su mayoría a Nadal con continuos cánticos hasta tal punto que Baghdatis solicitó a Bernardes que los controlara. Lo que no pudo manejar el chipriota fue el juego del mallorquín que acabó rompiéndole en el 4-2 del tercer set, para sentenciar poco después, aunque necesitó tres bolas de partido.

El español acabó con 32 golpes ganadores, y cedió por primera vez un saque en los dos encuentros disputados. Su cuenta de errores no forzados fue de 33.

Nadal se enfrentará en tercera ronda contra el alemán de origen ruso Alexander Zverev, de 19 años, 24 del mundo, que a pesar de su juventud ya levanta admiración en el circuito, incluido el propio Rafa, que tuvo que levantar ante él un punto de partido el pasado año en Indian Wells.

En marzo del pasado año, en la cuarta ronda de ese Masters 1.000 en el desierto californiano, Zverev sacó con 5-4 en el set decisivo (40-30), pero falló una volea de derecha y el español ganó luego los últimos 15 puntos para imponerse en el único enfrentamiento entre ambos, por 6-7 (8), 6-0 y 7-5.

“Si Nadal gana”, dijo Zverev antes de saber el resultado del español, “pasado mañana será una noche o un día espectacular. No lo sabemos aún. Estoy esperando ese partido”, comentó el germano que antes se había impuesto a la esperanza estadounidense Francis Tiafoe, por 6-2, 6-3 y 6-4 en una hora y 57 minutos.

De momento, el de Manacor se quitó también del camino al serbio Novak Djokovic, con quien si prosigue en el cuadro debería haberse medido en semifinales, y que cayó ante el uzbeco Denis Istomin, por 7-6 (10), 5-7, 2-6, 7-6 (5) y 6-4.

Djokovic, segundo cabeza de serie, gran dominador de este torneo en esta década, sucumbió ante Istomin, en cuatro horas y 48 minutos. El jugador uzbeco se enfrentará en tercera ronda contra el español Pablo Carreño.

“Desde el tercer set tenía desde el tercer set tenia calambres en el muslo”, dijo Istomin tras su victoria, “la más grande de mi carrera”, añadió, “y ahora puedo sentir que puedo jugar contra estos tíos al mismo nivel”, expresó sobre la pista en la que había logrado destronar al rey del torneo australiano.

Djokovic no podrá olvidar este partido ni el verde fosforito de las gafas y la cinta en la frente de Istomin, un jugador que sometió al serbio a un duro examen y que fue capaz de subir su nivel cuando el partido necesitaba ese impulso.

De hecho, en cinco partidos hasta hoy, Djokovic solo había perdido un set contra Istomin, en el Masters de Canadá 2013. Esta derrota marca un antes y un después en la carrera del serbio en Melbourne. Nunca había caído antes de la tercera ronda en el Abierto de Australia.

En los últimos siete años, el de Belgrado solo había perdido una sola vez contra un jugador fuera de los cien primeros. Fue el curso pasado en los JJ.OO. de Río de Janeiro, cuando el argentino Juan Martín del Potro le noqueó en la primera ronda.

Istomin no había ganado nunca a Djokovic y en sus 33 encuentros contra un jugador situado entre los diez primeros solo guardaba en su memoria una victoria, la del 2012 en Indian Wells, contra el español David Ferrer. Su mejor triunfo hasta hoy en Grand Slam también fue contra otro español, Nicolás Almagro, 15 del mundo entonces, en el Abierto de Estados Unidos en 2013.

En otro de los últimos encuentros de la jornada, el austríaco Dominic Thiem, octavo favorito, se impuso al australiano Jordan Thompson, por 6-2, 6-1, 6-7 (6)y 6-4, para enfrentarse con el francés Benoit Paire, verdugo del italiano Fabio Fognini, por 7-6 (3), 4-6, 6-3, 3-6 y 6-3.

EFE
Lavinotinto.com

Loading...

lea también

lavinotinto.com
Sitio web de fútbol venezolano. Ganamos 4 premios Lomejorde.com como la mejor página de fútbol del año, además de un premio UNICEF y varios de la FVF.
#Deportweet 2012

LAVINOTINTO.COM
MARCA Y TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS POR JUAN CARLOS RUTILO
© 2002-2016

SERVICIOS INFORMATIVOS LAVINOTINTO.COM C.A.
R.I.F. J-29493505-2.
EDITOR@LAVINOTINTO.COM
MERCADEO@LAVINOTINTO.COM

Síguenos