Se impuso a Magallanes en el quinto de la final

Cardenales de Lara a un paso

yepez
Publicada el 29 enero 2013 a las 9:04 am

Es muy común escuchar en el beisbol que hay que hacer las pequeñas para ganar los juegos de pelota y precisamente eso fue lo que hizo Cardenales de Lara en la madrugada de este martes para vencer en 11 innings a los Navegantes del Magallanes por pizarra de 3 carreras por 2, una victoria que deja a los pájaros rojos a ley de un triunfo de alcanzar el quinto título de su historia y de darle a la LVBP el campeón de la temporada 2012-2013.

En la baja del inning 11, con el juego empatado a dos carreras, luego de que los pájaros rojos pisaran el plato en los episodios uno y seis y la nave en sexto, Lara emboscó a Enrique González. Ernesto Mejía inició el episodio, con una línea al left field, para un imparable, que luego fue seguido por un toque de sacrificio de Luis Valbuena, con el cual pecó Mario Lisson al entrar a cubrir la primera base.

Este error dejó corredores en primera y tercera, para CJ Retherford, quien no pudo avanzar a los corredores, pero quedó quieto en jugada de selección que mantuvo dos hombres en circulación. Tomás Pérez, de emergente, sacó boleto para llenar las bases y dejó la mesa servida para José Yépez, quien sólo necesitó esperar un pitcheo para dar un incogible que encendió la algarabía de las poco más de 15.000 personas que estaban en el último juego que se escenificó en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez, de Barquisimeto.

“Este es el mejor juego de mi carrera”, exclamó el héroe de la jornada después del desafío “Me senté a esperar un pitcheo que pudiera conectar y eso fue lo que hice. Mi plan era ir a ser agresivo, pero (Enrique González) me abrió con un slider y me lo repitió, allí fue cuando decidí hacer swing. Antes de salir a batear hablé con Robert Pérez y me dijo que esperará un envío alto para pegarle y eso fue lo que hice. Estoy muy emocionado porque soy un cardenalero desde que nací y estar en esta situación es algo especial”.

Otro que también se mostró emocionado por el triunfo fue el manager Pedro Grifol, quien sin embargo no se dejó llevar por los sentimientos y explicó la importancia de este triunfo. “Nosotros teníamos que ganar este juego. Usamos todo nuestro pitcheo. (César) Jiménez y (Víctor) Moreno nos tiraron cinco innings.”, explicó el estratega, que vio como sus relevistas tiraron 5.2 episodios sin hits ni carreras y 10 de los 11 ponches que consiguieron los brazos crepusculares.

“Este fue el juego más importante de la serie y el mejor juego que he visto en mi carrera. Los dos equipos lo dejaron todo en el terreno. Magallanes tiene un gran equipo. Los fanáticos nos ayudaron a llegar a niveles que no pensábamos que podíamos alcanzar. No hubiésemos podido lograr esto sin ellos”, siguió Grifol, quien reiteró lo importante que es el pitcheo en este tipo de series. “Para mí las finales son series de pitcheo. Hay que ejecutar defensivamente y tener bateo situacional. Obviamente he visto (series) ofensivas, pero son muy pocas”.

Otro protagonista de la jornada de este lunes fue Víctor Moreno, quien luego de dos tramos y seis bateadores enfrentados, se hizo de su primera victoria de la serie. “He sacado 10 outs en dos días (sábado y lunes), ¿por qué no poder estar disponible para sacar tres más y conseguir el título? Lo hice hace años (con los Tigres) y estoy dispuesto a hacerlo otra vez”, dijo el veterano serpentinero, que ya es el pitcher con más juego lanzados en finales.

“Ellos (Magallanes) tenían mucha paciencia y lograron sacarme los boletos, pero yo quería terminar el juego. Siempre le doy gracias a Dios por sentir tanta confianza cuando estoy en el montículo. La única manera que no juegue mañana (martes) es que me enferme o me pase algo, pero no creo. Me voy a descansar al hotel para estar listo para el sexto juego”.

El manager Luis Sojo admitió que no dieron el batazo

“Duele perder un juego así con un staff de pitcheo encabezado por Carlos Zambrano, Deolis Guerra, Atahualpa Severino y Enrique González, sobre todo porque González estaba bien. Él me pidió esa entrada (el inning 11), en la que no se hicieron los fundamentos y eso nos costó el juego. Por otra parte, ofensivamente no estamos dando el batazo, tuvimos oportunidad con tres en las bases y nunca pudimos capitalizar. Allí está la derrota y ahora vamos a casa donde esperamos contar con el apoyo del público”, manifestó el piloto después del juego.

“En casa tenemos ahora dos partidos que debemos ganar para ser campeones. Queremos salir con mente positiva, jugar inning a inning y tenemos que tratar de capitalizar y esperamos que Gustavo Chacín tenga una buena salida y el bullpen va estar disponible para cualquier situación que se presente”.

LVBP
LaVinotinto.com

Déjanos tu comentario