+DeportesCiclismo

Tiralongo ganó la novena etapa y Contador sigue líder

FROOME DINAMITA LA PRUEBA EN LAS ALLANADAS Y DESBANCA A CONTADOR

El italiano Paolo Tiralongo (Astana) ganó la novena etapa del Giro de Italia, entre Benevento y San Giorgio del Sannio, de 224 km., mientras que el español Alberto Contador (Tinkoff Saxo) sigue como líder, aunque cedió un segundo al italiano Fabio Aru (Astana), que ahora se sitúa a tres.

Tiralongo marcó un tiempo de 5h:50.31, seguido, a 21 segundos, por el holandés Steven Kruijswijk, mientras que el grupo de Contador cedió 56 segundos.

Contador sigue al frente de la general, por delante de Fabio Aru, que se situó a tres segundos, y el australiano Richie Porte (Sky), que está a 22.

Contador, a pesar de sus dolencias en el hombro izquierdo, aguantó sin dificultades aparentes la etapa, en la que un día más los componentes del Astana intentaron sorprenderle, pero el madrileño incluso marcó el ritmo en la ascensión al último puerto, el Passo de Serra (2a.), a tan una docena de kilómetros del final.

No hay tregua en esta edición del Giro, con recorridos sinuosos que facilitan las escapadas y la vigilancia entre los favoritos, especialmente, en ese tridente que forman Contador, Aru y Porte, que se han dejado ver pero todavía no han descubierto sus cartas.

Hasta ahora, hay una guerra de tácticas con un Astana comandado por Aru que esta siendo el más activo, mientras que el Sky de Porte y el Tankoff Saxo de Contador son más cautos.

La jornada incluyó tres subidas. No eran excesivamente duras, pero el alto de Terminio, de segunda categoría, tenía 20 kilómetros de ascensión y desniveles de hasta el nueve por ciento.

Estaba situado en el kilómetro 97 y después quedaban la Colle Molella (1a.), con rampas de hasta el 12 por ciento, y el Passo Serra (2a.).

En el descenso del Colle Molella, una moto de prensa derrapó en una curva y sus dos ocupantes se fueron al suelo. Afortunadamente, sin graves consecuencias, pero el accidente obligó a la organización a poner la bandera roja en el pelotón principal.

La carrera quedó rota en el kilómetro 70, cuando en cabeza estaban once corredores, entre ellos el canadiense Hesjedal, vencedor del Giro en 2012, el colombiano Betancur, el español Herrada y el holandés Slagter, que kilómetros después dejó a sus compañeros de fuga y se marchó solo en busca de la meta.

A unos 20 kilómetros para el final, el escapado seguía su galopada con dos minutos de ventaja sobre un grupo en el que estaban Betancur (AG2R), Tiralongo (Astana), Moinard (BMC), Elissonde (FDJ), Herrada (Movistar Team), Hesjedal (Cannondale-Garmin), Geschke (Giant-Alpecin) y Kruijswijk (LottoNL-Jumbo), mientras que el grupo principal de Contador marchaba a seis minutos.

En el alto de Serra, el escapado echó el resto, había corredores intercalados que no terminaban ponerse de acuerdo y en el grupo principal se formó un cuarteto con Tiralongo y Aru, a los que seguían Contador y Porte.

En el descenso, Tiralongo alcanzó a Slagter y poco después lo dejó, mientras que en el grupo perseguidor Contador intentó dejar de rueda a Porte y Aru, que recibía el apoyo de su compañero español Mikel Landa.

Fue una jornada en la que los corredores del Astana acapararon el protagonismo en los momentos clave y el trabajo lo remató Tiralongo.

Alberto Contador la superó sin mayores problemas tras la caída que sufrió el jueves, en la que se disloco el hombro izquierdo, y mañana, lunes, tendrá un día de relativo reposo al ser el primero de descanso en el Giro 2015. El italiano Paolo Tiralongo (Astana) ganó la novena etapa del Giro de Italia, entre Benevento y San Giorgio del Sannio, de 224 km., mientras que el español Alberto Contador (Tinkoff Saxo) sigue como líder, aunque cedió un segundo al italiano Fabio Aru (Astana), que ahora se sitúa a tres.

Tiralongo marcó un tiempo de 5h:50.31, seguido, a 21 segundos, por el holandés Steven Kruijswijk, mientras que el grupo de Contador cedió 56 segundos.

Contador sigue al frente de la general, por delante de Fabio Aru, que se situó a tres segundos, y el australiano Richie Porte (Sky), que está a 22.

Contador, a pesar de sus dolencias en el hombro izquierdo, aguantó sin dificultades aparentes la etapa, en la que un día más los componentes del Astana intentaron sorprenderle, pero el madrileño incluso marcó el ritmo en la ascensión al último puerto, el Passo de Serra (2a.), a tan una docena de kilómetros del final.

No hay tregua en esta edición del Giro, con recorridos sinuosos que facilitan las escapadas y la vigilancia entre los favoritos, especialmente, en ese tridente que forman Contador, Aru y Porte, que se han dejado ver pero todavía no han descubierto sus cartas.

Hasta ahora, hay una guerra de tácticas con un Astana comandado por Aru que esta siendo el más activo, mientras que el Sky de Porte y el Tankoff Saxo de Contador son más cautos.

La jornada incluyó tres subidas. No eran excesivamente duras, pero el alto de Terminio, de segunda categoría, tenía 20 kilómetros de ascensión y desniveles de hasta el nueve por ciento.

Estaba situado en el kilómetro 97 y después quedaban la Colle Molella (1a.), con rampas de hasta el 12 por ciento, y el Passo Serra (2a.).

En el descenso del Colle Molella, una moto de prensa derrapó en una curva y sus dos ocupantes se fueron al suelo. Afortunadamente, sin graves consecuencias, pero el accidente obligó a la organización a poner la bandera roja en el pelotón principal.

La carrera quedó rota en el kilómetro 70, cuando en cabeza estaban once corredores, entre ellos el canadiense Hesjedal, vencedor del Giro en 2012, el colombiano Betancur, el español Herrada y el holandés Slagter, que kilómetros después dejó a sus compañeros de fuga y se marchó solo en busca de la meta.

A unos 20 kilómetros para el final, el escapado seguía su galopada con dos minutos de ventaja sobre un grupo en el que estaban Betancur (AG2R), Tiralongo (Astana), Moinard (BMC), Elissonde (FDJ), Herrada (Movistar Team), Hesjedal (Cannondale-Garmin), Geschke (Giant-Alpecin) y Kruijswijk (LottoNL-Jumbo), mientras que el grupo principal de Contador marchaba a seis minutos.

En el alto de Serra, el escapado echó el resto, había corredores intercalados que no terminaban ponerse de acuerdo y en el grupo principal se formó un cuarteto con Tiralongo y Aru, a los que seguían Contador y Porte.

En el descenso, Tiralongo alcanzó a Slagter y poco después lo dejó, mientras que en el grupo perseguidor Contador intentó dejar de rueda a Porte y Aru, que recibía el apoyo de su compañero español Mikel Landa.

Fue una jornada en la que los corredores del Astana acapararon el protagonismo en los momentos clave y el trabajo lo remató Tiralongo.

Alberto Contador la superó sin mayores problemas tras la caída que sufrió el jueves, en la que se disloco el hombro izquierdo, y mañana, lunes, tendrá un día de relativo reposo al ser el primero de descanso en el Giro 2015.

EFE
Lavinotinto.com

Loading...

lea también

lavinotinto.com
Sitio web de fútbol venezolano. Ganamos 4 premios Lomejorde.com como la mejor página de fútbol del año, además de un premio UNICEF y varios de la FVF.
#Deportweet 2012

LAVINOTINTO.COM
MARCA Y TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS POR JUAN CARLOS RUTILO
© 2002-2016

SERVICIOS INFORMATIVOS LAVINOTINTO.COM C.A.
R.I.F. J-29493505-2.
EDITOR@LAVINOTINTO.COM
MERCADEO@LAVINOTINTO.COM

Síguenos