Internacional

Héctor Cúper espera rememorar el éxito de Egipto en Copa de África

hector_cuper_egipto_marruecos_cuartos_de_final_copa_de_africa_2017_1349x594

El argentino Héctor Cúper, director técnico de Egipto, se colocó a dos pasos de hacer historia y convertirse en el segundo entrenador latinoamericano, tras Otto Gloria, en alzar una Copa de África de fútbol.

Cierto es que el juego desplegado hasta el momento por sus “faraones” es uno de los más tristes y rácanos del torneo, pero el gen ganador de los egipcios (que lucen siete títulos continentales) le hacen favoritos en la semifinal que disputará este 1 de febrero en Libreville.

Los egipcios no pierden un partido en la fase final de la Copa de África desde que Argelia, en 2004, les derrotara (2-1), en la edición disputada en Túnez.

En las tres siguientes ediciones marcaron un hito mundial (2006, 2008 y 2010) al adjudicárselos de forma consecutiva, venciendo a Costa de Marfil, Camerún y Ghana, en la respectiva final.

Fue el final de una generación liderada por el mediocampista de Al Ahly Mohamad Aboutrika, del delantero del Zamalek, equipo rival de El Cairo, Hosan Hassan, y de estrellas mundiales después frustradas como Ahmad Hossan “Mido”.

También del portero Esam al Hedary (Wadi Dejla), único jugador africano con cuatro títulos continentales en su palmarés, y que a sus 45 años aún defiende el marco de los faraones y sueña igualmente con el quinto entorchado.

La transición ha sido traumática. Egipto estaba ausente de la fase final de la copa de África desde que en 2010 batiera a Ghana en la final de Angola.

En parte por el efecto de la situación política: en enero de 2011, estallaron en El Cairo las protestas que acabaron con la dictadura de Hosni Mubarak; y, en 2012, la cúpula militar dio un golpe de Estado que acabó con el gobierno islamista salido de las urnas, todo ello en medio de una fractura económica y social del país.

Y en parte por los vaivenes en el banquillo: en 2015 y con el objetivo de regresar a la fase final de “su torneo”, la federación egipcia ofreció el puesto a Cúper, que por aquel tiempo dirigía al emiratí Al Wasl, del que su compatriota Diego Armando Maradona era mánager.

El de Santa Fe no sólo cumplió con creces esa meta: desde su llegada, Egipto también comenzó con muy buen pie la fase de clasificación para el mundial de Rusia 2018, en la que derrotó a Congo (1-2) y Ghana (2-0).

El equipo no pierde desde que el pasado 6 de octubre saliera derrotado de Johannesburgo (1-0) en un amistoso disputado contra Sudáfrica.

Una racha que se cimentó en la solidez y consistencia defensiva que dio al equipo el técnico que comenzó en Huracán y se hizo grande en el Valencia e Inter de Milán. Y no recibió un tanto en los últimos seis partidos.

Cúper confía en un bloque que en su gran mayoría juega en la liga local y en el que destacan dos nombres asentados en Europa: Mohamad Elneny (Arsenal), que se perdió el partido de Marruecos por lesión y tampoco jugará la final.

Y Mohamad Salah, el rapidísimo delantero de la Roma que llegó al torneo lesionado, con dudas, pero que parece ya recuperado y que fue esencial, al transformar una falta, en la victoria por 1-0 sobre la propia Ghana, que le dio el pase como primera de grupo.

Si hay un pero al trabajo de Cúper, es precisamente la falta de gol en un equipo que, como todos los del entrenador argentino, se basa en la solidez, la solidaridad, la consistencia en el centro del campo y el balance defensivo.

Desde febrero de 2016 no marcó más de dos tantos por partido; y los cinco últimos (cuatro victorias y un empate) solo anotó cuatro tantos.

Este domingo, en un duelo de batalla y nervios, Egipto optó por esperar y aguantar el vendaval de los marroquíes, que merecieron la victoria por juego y empuje.

A “Los faraones” les bastó con tres jugadas de peligro en todo el encuentro, dos de ellas a balón parado, para anotarse la victoria en los últimos minutos gracias a un barullo en el área resuelto con fortuna por “Kahraba” (El Ittihad).

El mediapunta salió del banquillo para darle la razón al técnico y a aquellos que insisten en que su mérito, hasta la fecha, es la implicación y la confianza que inculcó a un equipo en el que equilibra veteranía y juventud.

“La parte más dura del partido fueron los noventa minutos”, ironizó el argentino en la rueda de prensa. Vimos como los dos equipos perdieron ocasiones. Felicito a Marruecos por su juego. Son un equipo de futuro y su entrenador está haciendo un increíble trabajo. Le doy gracias a Dios por esta victoria”, afirmó.

Cúper no quiso hablar de favoritismo, admitió que su escuadra aún debe mejorar en algunos aspectos, esencialmente en el juego aéreo, y defendió a Elneny, al que algunos acusaron de falta de implicación.

“Enviamos las pruebas al Arsenal, y se ve que está lesionado”, recalcó el técnico antes de indicar que espera poder contar con el mediocampista en la final.

“Ahora tenemos solo 48 horas pero me adaptaré a esto. Vamos a intentar darle a los jugadores tiempo para que se recuperen y esperemos que estén listos para el siguiente partido” con Burkina, agregó.

Un tiempo que mostrará si los mimbres que ensambló Cúper le permiten plantarse en la final y añadir su nombre al del brasileño Otto Gloria, del hombre que mejores tardes le dio en el banquillo al Benfica y que en 1980 se convirtió en el primer latinoamericano en alzar un copa de África, la primera también para Nigeria.

EFE
Foto: Getty Images
Lavinotinto.com

Loading...

lea también

lavinotinto.com
Sitio web de fútbol venezolano. Ganamos 4 premios Lomejorde.com como la mejor página de fútbol del año, además de un premio UNICEF y varios de la FVF.
#Deportweet 2012

LAVINOTINTO.COM
MARCA Y TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS POR JUAN CARLOS RUTILO
© 2002-2016

SERVICIOS INFORMATIVOS LAVINOTINTO.COM C.A.
R.I.F. J-29493505-2.
EDITOR@LAVINOTINTO.COM
MERCADEO@LAVINOTINTO.COM

Síguenos