Share

Miguel Cabrera llegó a 2000 hits

Entre las tantas cosas que Miguel Cabrera ha logrado demostrar es festejar por lo alto los días trascendentales de su carrera.

La llegada de su segundo millar de imparables en las grandes ligas no podía ser la excepción.

Tampoco lo ha sido las otras tantas cantidad de hitos que ha logrado en sus doce años de carrera.

Su primer incogible en las mayores fue para dejar en el terreno a los Devilrays de Tampa Bay con un cuadrangular.

Bajo es misma fórmula llegó a mil hits, el siete de septiembre de 2008.

El día que consiguió las dos centenas de bambinazos lo celebró con jornada de tres cohetes y la fecha en que llegó a 1500 indiscutibles, el 15 de julio de 2011, también golpeó jonrón.

Cuando se convirtió en el segundo venezolano con trescientos vuelacercas, el 22 de julio de 2012, sacó dos pelotas del parque.

Habría que investigar a profundidad pero probablemente ningún mortal pueda decir que su primer hit, el mil, el 1499 y el 2000 fueron jonrones.

Cabrera se convirtió este viernes en el séptimo venezolano con dos mil inatrapables en la historia de las grandes ligas. Lo hizo dando cuatro hits en cinco turnos, anotó una carrera, remolcó tres y disparó su primer misil a las gradas de la incipiente campaña, batazo que implicó emular a Omar Vizquel, Luis Aparicio, Bob Abreu, Andrés Galarraga, David Concepción y Magglio Ordóñez.

Es el más joven del grupo en llegar a dos mil cohetes y apenas el décimo en la historia que lo consigue con treinta años o menos. El aragüeño puso su nombre al lado de Ty Cobb, Hank Aaron, Roger Hornsby, Alex Rodríguez, Mel Ott, Jimmie Foxx, Robin Yount, Vada Pinson y Joe Medwick.

Entre los nombrados solo Pinson y Rodríguez, aún activo aunque suspendido por dopaje, no se encuentran en el Salón de la Fama en Cooperstown.

Es también la trigésima tercera ocasión que el slugger de los Tigres de Detroit consigue cuatro imparables en un partido a un paso del récord de la expedición nacional en poder de Aparicio.

El único criollo en Cooperstown lo hizo en 40 ocasiones.

Por Marcos Grunfeld
Foto: Zimbio.com
Lavinotinto.com

Deje su comentario