El campeón se definirá el juego decisivo en el José Bernardo Pérez de Valencia

Magallanes forzó el séptimo juego

Pablo-p
Publicada el 30 enero 2013 a las 10:18 am

Ya no hay marcha atrás. Cardenales de Lara y Navegantes del Magallanes definirán este miércoles el título de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional en un séptimo y decisivo encuentro, luego de que la nave venciera 7 carreras por 3 a los pájaros rojos en el sexto duelo entre ambos. Jonrones de Mario Lisson y Pablo Sandoval sirvieron para apoyar la labor monticular de Gustavo Chacín, quien maniató a los larenses en el regreso de las batallas por la Copa Maltín Polar al estadio José Bernardo Pérez.

Al principio, el bando crepuscular pareció  emprender su vuelo directo al título, un cuadrangular solitario de Luis Valbuena, después de un out en el segundo inning, puso la alegría entre los parciales del equipo visitante. Sin embargo, Magallanes no tardó en responder a esa osadía de la tropa que dirige Pedro Grifol.

En la parte baja de ese inning dos, la galera por fin pudo ligarle al Máximo Nelson, iniciador de Cardenales que les había vencido en dos oportunidades consecutivas, y le bombardeó con un bambinazo de Mario Lissón, que encontró a Juan Rivera y a Eliézer Alfonzo en base. Sin embargo, el ataque no se detuvo allí, ya que Elvis Andrus puso el juego 4-1 con un sencillo que remolcó a Ezequiel Carrera desde tercera.

Ya en el cuarto tramo, Luis Jiménez remolcó la segunda de Lara con elevado de sacrificio, pero de nuevo esa respuesta fue seguida por otra de los Navegantes, esta vez de Pablo Sandoval, quien sacó el segundo jonrón del juego de su equipo con dos en bases, para así ampliar la ventaja a 7-2.

Cardenales sumó otra en el séptimo, pero ya el daño estaba hecho. Los alados poco pudieron hacer contra los envíos de Chacín, quien por 5.0 tramos limitó a sus rivales a tres imparables y dos carreras en su segunda actuación de esta final y luego versus Víctor Marte (2.0 actos), Atahualpa Severino (1.2 episodios) y Yoel Hernández (0.1 actos), quienes le limitaron a dos hits y tres ponches.

Así pues, quedó la mesa servida para el séptimo juego, para el cual fueron anunciados los pitchers Austin Bibens, por el Magallanes, mientras que del lado de Cardenales, las esperanzas del título recaerán en Raúl Rivero.

No tira la toalla
A pesar de la derrota, Pedro Grifol se mostró entusiasmado por el encuentro de este miércoles. “Aquí va a lanzar todo el mundo”, contó el piloto cubano. “No me extraña que esta serie se vaya a definir en siete juegos, pues estamos hablando de los dos equipos que llegaron hasta aquí. Hoy (martes) no jugamos buena pelota y por eso perdimos, pero ya mañana (miércoles) tendremos la oportunidad de jugar perfecto y conseguir ese título que estoy seguro los muchachos desean lograr”.
Acerca de Rivero, su abridor designado. “Vamos a ver cómo trabaja y qué nos dice el juego que vamos a hacer con él. Ese es el plan. Todos mis jugadores están disponibles”.

Se dieron las cosas
Desde el bando del Magallanes se festó el triunfo. El manager Luis Sojo explicó las claves del triunfo. “Pitcheo y bateo oportuno. Nosotros no habíamos dado el batazo en toda la serie y ese jonrón de Pablo (Sandoval) les bajó un poco la moral a ellos (Cardenales). Hoy pudimos atacar a (Máximo) Nelson y logramos sacarlo temprano que es lo que queríamos”, contó el piloto magallanero. “(En esta final)  hay mucha adrenalina y nerviosismo, pero lo importante es que ganamos el juego”.

Otro protagonista del cotejo fue Gustavo Chacín, quien reconoció estar consciente de todo lo que se jugaba en este sexto duelo. “Recordé ese sexcto juego cuando estaba con Caracas y me enfrenté al Magallanes. Pero hoy sólo estaba tratando de mantener el juego con un marcador cercano y lo logré. Para mí fue de mucha tranquilidad el ver el marcador con siete carreras”, dijo el abridor zuliano. “Sabía lo que se jugaba en este encuentro. Salí a dar lo mejor de mí en este juego y las cosas salieron. Tiré strikes, combiné los envíos y saqué de ritmo a los bateadores”.

Pablo Sandoval, por otro lado, habló del batazo que terminó de abrir el marcador: “Fue un turno muy importante. Estaba un poquito ansioso en los turnos anteriores, pero en esa ocasión traté de calmarme y buscar un envío al cual conectar”, dijo. “Queríamos volver a casa y ahora vamos por el título”.

LVBP
LaVinotinto.com

Déjanos tu comentario